martes, 14 de junio de 2005

Now as I lie in pieces, await for your return...

Encontré la canción perdida, ordenada sin nombre en la biblioteca.

Sobre las superficie de mi recámara, un polvo fino. Me recuerda a la forma en que se "enterciopelan" cosas, con una especie de compresor que avienta motas de terciopelo hasta lograr la superficie suave y extravagante. Quizá pronto mi entorno se vuelva una estampa de glamour antiguo. Entonces, mi mundo en rebanadas dispersas empieza a tomar forma. Le daré tiempo al polvo conjuntador, al final la composición tendrá sentido. Maybe, maybe, meibi.

Mientras, el vynil imaginario gira y gira sin rayarse por ningún motivo.

Los milagros existen.

(Oh can't you see? I'm ready now).

1 comentario:

  1. Los milagros existen, sí... es cuestión de estar atentos.

    ResponderEliminar