miércoles, 4 de enero de 2006

Con colores el hambre mataremos.

Necesito comer verduras, y frutas también. No las como por flojerota de ir a comprarlas y preparar algo decente, que por carencia de gusto no es. Aún así no dejaré a un lado mi hiena degenerada (hombre elefante-honey monster dixit) interior, pues pocas cosas amo como el pescado, pollo, puerco (excepto res) en todas presentaciones y tamaños.

EL punto es que que intento tener la energía de los comerciales que anuncian vitaminas para jóvenes parejas exitosas y felices, pero de ésas caras porque las del Dr. Simi me remontan a una meta aspiracional muy jodida y como este es un año nuevecito prefiero tirarle a lo grande.

Ah, y no me compro vitaminas porque leí que autorecetarme complementos multivitamínicos puede provocar hipervitaminosis, que no se que tan malo sea pero prefiero evitar añadir peligros a mi ya deteriorada carga genética. Por éso la campaña de 5 x día (sin albur) va más acorde a mi recién adquirida ideología mix macrobiótica, cientológica, yogui, espiritualifísicamentalmente correcta amén.

Provecho.

Image hosted by Photobucket.com

3 comentarios:

  1. SUERTE, y di no a la comida chatarra :)...

    ResponderEliminar
  2. Un elote en vaso con harta mantequilla, chile y queso cuenta como verdura, no?

    ResponderEliminar