lunes, 26 de enero de 2015

Nightcrawler


Mientras veía Nightcrawler recordé American Gods de Neil Gaiman donde los medios pueden ser los dioses de la actualidad. Si fueran personas tendrían claros rasgos sociópatas.

Dar la nota es lo importante. La empatía hacia las tragedias suele borrarse para creernos afortunados mientras vemos la nota roja, desayunamos jugo de naranja y pensamos "suerte que no fui yo".

Jake Gyllenhaal dirigido por Dan Gilroy logra un personaje que lo mantiene en el top de los actores de su edad. Las tomas de los suburbios de Los Ángeles en la noche me parecieron melancólicas y sacando la belleza de la fealdad que existe en ellos.

Urbana, mediática y con un ritmo que mantiene la atención en todo momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada